Economia, General

El buen fin.

Hace años conocí con agrado el “Black friday” un evento en Estados Unidos en el cual el principal objetivo es el de “vaciar” los almacenes, con la ropa y objetos en general que ya han “pasado de moda”. Los que se dedican a eso de la moda saben bien de lo que hablo, si eres de esos movimientos no puedes permitirte andar vistiendo ropa “pasada de moda” o con objetos de la temporada pasada, muy bien eso yo no cuestionare y de antemano no soy ni fan de eso ni mucho menos me apego a esa forma de vivir.

Mi agrado por este movimiento del black friday viene más que nada a que debido al “desprecio” de la gente por artículos pasados y el deseo de los de la nueva temporada estos artículos perderán valor y tenerlos almacenados probablemente les cueste más de lo que podrían obtener por venderlos en un futuro, por lo tanto se toma la decisión de “rematarlos” y venderlos por un precio increíblemente bajo. Son verdaderas ofertas al grado de estar a mitad de precio o inclusive con un mayor descuento, la última vez que estuve al tanto de costos fue en el año 2012 cuando andaba en busca de un blu ray y cuando acá en México no los encontrabas a menos de $2000.00 pesos mexicanos, allá en un best buy me lo encontré al increíble precio de $65 dólares, al cambio de aquel entonces te salia como en $800.00 pesos mexicanos aproximadamente.

El objetivo de este post no es comparar si te conviene comprar alla o no porque obviamente debes agregar el transporte hasta México además de la aduana, ahi te van a hacer tu respectivo ajuste de cuentas y bueno muchos podrían decir que sale casi al mismo precio y no vale la pena.

Todo lo anterior lo comento porque ya se acerca, ya está aquí, el dichoso “Buen fin” y aunque muchos digan que no, es evidente que la idea viene pirateada de el black friday y vendría a ser su similar aquí en México. Similar es un decir claro está solo por el tipo de evento y las fechas que más o menos coinciden.

El detalle con el buen fin es que la idea no es “rematar” nada, si bien te va encontrarás descuentos que apenas se sienten, los mejores que me ha tocado ver andan por el 10% y unos muy arriesgados con el 15% a esto agreguenle la reciente noticia de que la profeco ha detectado lo que muchos ya sospechábamos, y es que antes de el buen fin se incrementan precios de productos para despues poder hacer descuento…

Obviamente no son todas las empresas y algunas “intentan” ofrecer algo bueno, pero lamentablemente la economia del pais y sobre todo la de los consumidores no es nada sana y no está para este tipo de cosas. De hecho si entramos a la página de el buen fin y leemos lo que ellos mismos dicen sobre su “movimiento” veremos que en el fondo el verdadero objetivo del buen fin es el “reactivar la economía” del país, para ellos esto significa que las empresas tengan ingresos, porque en ninguna cabeza cabe que la economía de un mexicano promedio se va a reactivar por el hecho de gastar o estar endeudado el resto del año.

Mejora tu economía, gastando ;)

Esto es otro de los pequeños detalles del buen fin, a sabiendas de que la economía de los mexicanos no anda tan bien optan por la postura del endeudamiento, le llaman oferta o “oportunidad” al hecho de venderte algo a paguitos por un año entero o incluso más tiempo, seguramente si fuiste victima del buen fin pasado aun estes pagando lo que compraste hace un año. Un innombrable (ex presidente por si gustan saber quien) hace poco lo mencionó y tiene razón, los bancos en México están terminando de hundirnos, abusan de los usuarios del banco y encima se llevan las ganancias fuera del país en lugar de invertir más aquí mismo, en este caso ponen una soga para quien guste poner el cuello y es su “oportunidad” de meses sin intereses, mientras que en Estados Unidos las tarjetas de crédito tienen una gran cobertura de promociones de meses sin interés casi todo el año y casi en todos los productos aca no lo muestran como la oferta en sí, la gran oferta es un servicio que en otros países (con economías sanas) ya viene incluido.

Que podemos concluir de todo esto, primeramente debemos plantarnos bien en la tierra y hacer cuentas, ver con cuánto dinero contamos con cuanto mas vamos a contar (por aquello de los que tienen prestaciones de fin de año) y teniendo eso en cuenta comenzar a ver qué deudas tenemos o vamos a tener, deudas que no podemos evadir (o no deberíamos) y hacer cuentas, una vez librado eso ver que necesitamos antes de que deseamos y volver a hacer cuentas, despues de esto debatir con uno mismo si lo que no ha sobrado vale la pena gastarlo o se quiere mejor invertir o ahorrar. Después de esto ya podríamos pensar en el buen fin, y ver si deseamos gastar nuestro dinero.

Hay muchos casos eso es claro, hay quienes tienen un mejor sueldo y sin problema podrían gastarse dinero en el buen fin, pero hay quienes no deberían hacerlo y debido a la propaganda que se hace se “cae” en el gasto innecesario y se batalla el resto del año, tomen la mejor decisión y no sean impulsivos al final nadie vendrá a pagar sus deudas.

Incluso la misma pagina del buen fin se los advierte muy sutilmente, así que tomen la mejor decisión.

No gastes más de lo que tienes, pero gasta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s